Acéptate a ti mismo

Mírate al espejo, no solo tu cuerpo, tu cara… ¿Qué imagen te devuelve? ¿Por qué te engañas?. 

Imagínate … No es difícil aceptar que hay alguien mas alto que tu ¿verdad? Entonces ¿Por qué es tan difícil aceptar que hay mucha gente más inteligente que tú? ¿Mas atractiva que tú?… Y, ya sabes por donde voy ¿no?.

 Las cosas son como son y, realmente no tienen ninguna importancia, solo las que tú les des. ¿Con quien compites, para que y por qué?. 

Ocúpate de lo que eres, no te pierdas a ti mismo por intentar ser lo que no eres. 

Y como dijo una expaciente y ahora amiga mía, «sobre todo ríete, ríete mucho»

¿Quieres descubrir más?