¿Qué es la ansiedad?

La ansiedad es una reacción natural de nuestro organismo frente a una situación que consideramos de peligro, ya sea real o imaginaria. Podríamos decir que es un mecanismo de defensa que provoca el cuerpo para ponernos en un estado de alerta. 

Es una sensación natural por lo que el objetivo no es eliminarla sino aprender a gestionarla. 

El trastorno se produce cuando se produce manera excesiva  y de manera generalizada, irrumpiendo sin ningún motivo aparente  limitando el funcionamiento normal de la vida de una persona. 

Lo principal es tratar el problema real: el “miedo al miedo” y la sensación de falta de control

Se asocia a otros trastornos como el pánico y ambos son más comunes de lo que se piensa.

 

Síntomas

nivel psicológico se experimentan distintos grados de miedo

Sensación de peligro, de muerte inminente o de volverse loco

Aumento del ritmo cardiaco

Sudoración

Temblores

Sensación de ahogo

Mareos

Problemas de concentración 

Insomnio 

Nerviosismo 

Causas

Causas genéticas: Es un trastorno que tiene un alto factor hereditario y puede existir la predisposición genética 

Factores físicos: Desequilibrios químicos en el sistema nervioso, abuso de estimulantes o sustancias que aumentan el estado de alerta 

Causas psicológicas: Traumas de la infancia, tensiones personales que no han sido abordadas,  relaciones problemáticas con personas de nuestro entorno

Causas situacionales: situaciones que nos generan estrés, situaciones de incertidumbre, cualquier evento que nos cause nerviosismo o que nos altere de manera intensa (enfermedades, eventos traumáticos…) 

Las causas de la  ansiedad son muy diversas y varían según cada persona. Al igual que en la depresión es importante centrarse de manera prioritaria en los síntomas, para que la persona pueda continuar con su vida a la vez que se profundiza en la causa del problema

¿Como trabajaremos?

En posicionamiento vital trabajaremos de manera dual paciente- terapeuta revirtiendo revertir este terrible bucle de ansiedad/pánico

 Llevando a cabo un proceso por el cual los contenidos inconscientes que provocan la ansiedad son llevados a la consciencia. Perdiendo así su fuerza al hacerlos conscientes e integrándolos 

Tipos de ansiedad

En muchos casos la ansiedad puede ir asociada a otro tipo de trastornos como mencionábamos al principio, que pueden actuar a la vez de detonantes de sus síntomas. Según el tipo de detonante, por así decirlo, se puede considerar de un tipo o de otro

– Ansiedad generalizada  : El detonante no es tan claro como en los siguientes tipos, puesto que en este caso la persona siente ansiedad de manera recurrente durante varias veces  al mes, semana o incluso día. No son síntomas agudos pero si constantes y se manifiestan de manera repentina sin tener una causa identificada. Esto genera en la persona una situación de inquietud que le lleva a vivir con miedo a sufrir un ataque de ansiedad puesto que no sabe cuando o como lo puede sentir. 

-Trastorno de  pánico : En vez de tener síntomas leves que suceden a lo largo del tiempo, en este caso la persona tiene ataques repentinos en los que percibe la sensación de falta de aire y de que se va a morir provocando un miedo intenso y una sintomatología más aguda que en otros tipos de ansiedad.

Fobias : Se produce con la exposición frente a un estimulo que te genera un miedo excesivo (o solamente imaginártelo)  

Las fobias son muy diversas y pueden ir desde fobia social,  agorafobia (miedo a los espacios abiertos) a fobia a  los insectos, a volar, a laos globos, fobia a la sangre…

-Ansiedad por separación : si es acompañada con episodios de psicosis como alucinaciones, delirios…

– Ansiedad estrés post traumático :  Se da después de que la persona haya sufrido un evento emocionalmente estresante, como puede ser un accidente, un abuso, una muerte… En estos casos la ansiedad suele ir acompañada de pesadillas recurrentes, ira, cansancio… 

¿Crees que puedes estar sintiendo ansiedad?
¿Te has sentido identificado con alguno de los síntomas que has leído?